X

Esta Investigación-Creación Estética Crítica, parte de asumir la memoria personal y colectiva como lugar de enunciación, lo cual no se agota en la dimensión humana sino en la territorial.  Pone en tensión las relaciones culturales que contienen las infinitas vivencias en relación a los territorios habitados por mi familia. Las situaciones de las migraciones, la ascendencia indígena y campesina más la decodificación y re-codificación de la información que queda registrada en la piel del Gran Kauca, en la de mi familia y en la mía.  Ascienden a la categoría de referentes teóricos y prácticos, primero, el pueblo Nasa que habita en la frontera entre lo que hoy llamamos Departamentos del Huila y el Cauca; así como, el inicio, el desarrollo y el fin del conflicto armado colombiano contemporáneo.  En consecuencia y desde la interpretación espiral del tiempo de mi pueblo, mi historia se encuentra cercana a las zonas marginales que son la frontera entre el campo y la ciudad; al camino recorrido, a “mi modo”, por la estética y el arte como forma de integración de sensibilidades subalternas críticas, así como las prácticas que son su origen; la búsqueda de la sanación desde el encuentro equilibrado/sano con lo marginalizado y excluido, para pensarlo y practicarlo como mundo alterno crítico y posible respuesta a la colonialidad agenciada por la modernidad en este lugar concreto de América Latina. 

Esto puede asociarse a la expresión “oveja negra” que en la cultura popular hace referencia negativa a un individuo de un grupo o familia, que es juzgado y descalificado dentro de su círculo por comportamientos que alteran el orden y las leyes establecidas y que generalmente tienen que ver con la rebeldía y la subversión.

En Colombia, el departamento del Cauca es considerado una zona roja por ser la cuna del conflicto armado, desde donde sucede y se expande hacia otros territorios. Hogar de disputas territoriales y étnicas, donde se cocinan las problemáticas políticas y sociales más complejas del país.

Tierra de violencia, de pobreza económica, de desplazamiento territorial y social, de pueblos indígenas que luchan, de fuerzas armadas y de grupos al margen de la ley que socavan, de políticos corruptos que desangran.