Danilo Rojas

Observo un mundo con sed de amor, sed de vida … sed de eternidad.
Desde mi trabajo exploro la experiencia natural, emocional y espiritual del arte. Mi instrumento es la pintura. Creo en el gran poder que esta tiene para activar la memoria del alma, para llegar al corazón, para acercarnos a lo innumerable y, en esencia, para hacernos revivir nuestro estado natural de resplandor interior. Es pintura que nace desde la meditación y la respiración; su hogar, es el silencio. Y es, desde ese estado poético, que mi trabajo explora los elementos esenciales de la naturaleza, así como sus fuerzas y, en particular, aquella centrifuga de la que nace, brota, germina vida. Un puntito aparece dentro de las obras y, su presencia, evoca, lo inmenso que es este sistema de vida del que somos parte y lo pequeños que somos cuando lo olvidamos.
Delante de cada pintura está sembrada la posibilidad de que germine aquello que nos hace RECORDAR LO ESENCIAL … lo que somos realmente.

——-

No se encontraron productos que concuerden con la selección.